Btnr

Chicas vip con Manager, no son contactos directos.

Prepagos Call-center
 
Movil Phone
logo-whatsapp2
No enviamos fotos por WhatsApp.
 
 
 

Romances Prohibidos (Parte II)

Por Adriana Hincapie

Hola chicos y chicas, estoy aquí para continuar lo que les debía, esto era algo muy largo, quizás porque es reciente y tengo presentes todos los detalles, pero como ya saben la situación, un chico nuevo, el chico me salva como príncipe azul, comparto con él y llegamos a un cierto punto. Pero lo bueno se pone aquí, porque se comienza a ver la realidad tras la cara de este chico, no es porque fuera algo malo o bueno, solo que comienzo a ver más detalladamente y a importarme más lo que hace.

Así que luego de aquella noche de baile y emociones encontradas, también quede con la duda de sus palabras –sé que le dije que no importaba ser su amiga con derechos, pero era algo más que me inquietaba- por primera vez en este momento lo llame. A eso de las tres (3) pm llamo al chico, pero el teléfono solo repicaba y repicaba sin que alguien lo agarrara, lo intente varias veces, pero todas fueron infructíferas. Lo primero que imagine es que él se había desaparecido porque había conseguido lo que quería –acostarme con él- pero ya le había dicho que no importaba y tampoco estaba convencida de que se iba a perder de un momento a otro, menos cuando habíamos conversado tanto. Luego de hacer varias reflexiones, estar allí de prepagos Medellin, me llega un mensaje de él y me preguntaba ¿Qué sucedió? ¿Estás bien? ¡En cinco (5) minutos te llamo! Efectivamente se hizo el tiempo y ya estaba recibiendo una llamada de él.

Se escuchaba algo preocupado y quería saber si todo estaba bien, porque le parecía raro que yo lo llamara, le dije que todo estaba bien, que solo quería conversar con él lo que sucedió esa noche. Él me dijo ¡Esta bien! ¿Quieres que salgamos hoy en la noche? Le dije que no había problema, mi jornada trabajando de prepagos Medellin tiene un tiempo que es prácticamente elegido por mí. Así que al salir me propuse a más que pasarla bien, ser policía –preguntar todo- así no tendría tantas incomodidades.

Llegado al momento que nos encontramos en un centro comercial, lo primero que él me dice es que quiere comer, yo no tenía problema y me pregunto si quería comer algo también, le dije que estaba bien, pero el insistió así qué fuimos y comimos algo, pero en medio de la cena y la plática que teníamos, quise preguntarle ¿Qué fue eso que quería contarme? Cuando hice esa pregunta, él se me quedo viendo y me dijo que quería hacerlo en un sitio más privado, así que fuimos al último piso del centro comercial y había una terraza muy bella, allí fue donde nos sentamos y de un momento a otro me soltó ¡Estoy casado! Me sentí helada por un momento, no me importaba, pero a la vez sí, era algo totalmente confuso para mí, no sabía que pensar o que sentir en ese momento y me quise ir.

Le dije que me iba a ir y en ese momento solo me abrazo y me beso, eso fue tan repentino, tan drástico, no quería enamorarme y menos de un hombre comprometido, no quería arruinar su familia, tampoco quería atormentarme a mí y a mi mundo de prepagos Medellin, quería mantenerme segura en mi anonimato. Algo que he aprendido con el tiempo y es que, si no se piensan las cosas con calma, aunque sea un amor muy puro, nada bueno saldrá de eso.

Le dije que me soltará, que de igual forma eso no importaba para nada ya que yo no me podría enamorar, de que sé que mi mundo como parte de las acompañantes Medellin era suficiente para satisfacer lo básico de mi vida. Así que él me dijo enseguida, ¡No se trata de ti! Se trata de que me estoy ¡enamorando! Y más precisamente de todo lo que eres tú, no es que me guste verte con algún hombre, pero me refiero a esta chica que pueda sonreír e imponerse, que sabe lo que quiere y le gusta conseguirlo, con la chica que he compartido. Ante esa confesión y palabras de elogio, solo le recrimine ¡Entonces ¿Por qué?! ¿Por qué me ayudaste? ¿Por qué quisiste salir conmigo? Y entre eso tanto, solo quería escuchar que él me dijera algo trillado como un ¡Te amo! O ¡Me enamore a primera vista! Pero lo que siguió fue una sorpresa para mí.

No me dijo esas palabras, ni frases trilladas, solo me dijo Ayudarte fue algo que fue instintivo, conversar contigo fue un desahogo, luego sentirme cómodo al hacerlo fue una satisfacción y todo fue en ese momento aumentando, nunca me interesaste, nunca quise ser parte del mundo de las modelos escorts Medellin al que perteneces, solo quería alguien con quien pudiera ser yo honestamente.

Sus palabras me dejaron en un momento de silencio, pero no fue por las palabras que uso, solo que no me podía mirar, se sentía avergonzado, sentía frustración, sus palabras me decían que él estaba harto y cansado de una vida tan falsa, como los momentos que estaba en su hogar, que eran falsos. Yo le dije, ¡Puedo solucionar eso, esa necesidad de algo distinto! Y a partir de ahí, lo veo los jueves y viernes en las noches, pero como una amiga y alguien que esta para proporcionar placer, ya no salimos de manera informal por razones obvias, pero mantenemos la comunicación.

Sé que muchos se preguntan a qué me refiero con verlo los jueves y viernes, pero es como una prepago, una acompañante, alguien que trabaja por ser la psicóloga, la amante, el cambio, alguien que pone un sabor diferente a la vida de esas personas. Espero que muchos chicos y chicas que tengan esa necesidad de tener un cambio, prueben algo nuevo, no se detengan a pensar tanto en las consecuencias, porque a veces duele más mantenernos en el mismo sitio estancados, que dar un paso y tropezarse. Por si lo preguntan, él y yo no concretamos nada, solo seguimos siendo amigos y bueno, le ofrezco algunas rebajas por ser su amiga, pero el escape de él ha sido esto y me ha comentado sobre que ya se ha movido sobre el divorcio y ya me quiere enamorar, pero eso es algo que no se sabe todavía.

Por ahora, espero que esto quede a reflexión y entendimiento de todos, disfruten de esta única e irrepetible vida que tenemos, sean fieles, sean sinceros, pero todo eso comiéncenlo por aplicarlo a ustedes, es decir, sean fieles a sus emociones y sinceros con lo que deseen, porque de ahí nacerá un mundo que sea de su propio gusto, así que cuídense y les tengo algo picante para la próxima.

Add a comment

Romances prohibidos (Parte I)

Por Adriana Hincapie

Aquí estoy de nuevo, disculpen el retraso, estoy últimamente pasando por ciertas situaciones lo cual ha malogrado mis días, pero no importa, estoy aquí y espero poder seguir escribiendo de mis historias y de mi vida, porque sé que a muchos les ha gustado eso. E leído algunos comentarios y cada vez siento que me conecto con todos, porque las personas se sienten intrigadas, se sienten parte de mi historia y algunas se identifican en sucesos. Por eso es que para muchos les resulta interesante, no es necesario tener una etiqueta como la de ser prepagos Medellin, abogado, médico o algo así, solo necesitamos vivir y nos daremos cuenta que cada persona tiene sus propias experiencias, que pueden ser similares a las de otras.

Me manifiesto de muchas maneras, una de ellas es bailar y la otra sería escribir, por eso cada vez que no tengo trabajo de prepagos Medellin, comienzo a pensar en que les puedo mostrar, sé que no puedo hacerlo todo de golpe, pero quiero que vean que no todo se basa en lo que hacemos, sino, lo que hacen los demás y eso que hacen las otras personas, puede alcanzarnos y cambiar nuestro mundo.

En este caso quiero hablarles de algo, que básicamente es reciente. Cuando hace unos meses estaba de salida de mi trabajo –ya saben cómo trabajo- un hombre extraño se me acerca y me propone un pago por la noche, pero mi respuesta fue que no hacia servicios de prepagos sin el consentimiento del sitio de prepagos Medellin, por razones de seguridad y que se pasará al siguiente día, porque no había problema. Pero ese hombre era insistente y me aumentaba el pago, como si se tratara de una subasta, aunque me mantuve diciendo que no quería, se ponía más intenso e imponente, hasta el punto de que me toma por el brazo y lo que le digo es que me suelte, –estaba a punto de gritar- cuando estaba alejándolo otro hombre rápidamente se lanza sobre el tipo y lo golpea, me sorprendió ver eso, me provoco correr, pero no lo hice porque sencillamente ya no me sentía insegura.

El hombre que me ayudo, luego de encargarse de ese hombre extraño, me toma por la mano y le dice grita a ese extraño sujeto que me ataco que yo era su pareja y que si se atrevía a tocarme, se las vería con él.

Este hombre o mejor dicho chico, me suelta luego de haber subido unas calles y estar en una zona más centralizada. Se presenta y me pregunta si ¿estaba bien? Solo le dije que gracias, que todo estaba bien. Cuando el chico me pregunta ¿Por qué estaba en esas zonas donde no irían las lindas paisas? Mi respuesta fue prácticamente automatizada, ¡Trabajo siendo parte de acompañantes Medellin! Se quedó atónito y por un momento solo me observaba, para decirme al final, ¡No parece que fuera así! Le dije que no me visto como un payaso para llamar la atención, ni nada por el estilo, soy muy seria con mi trabajo y también soy una persona común, solo que mi trabajo es algo más llamativo.

Nuestras palabras se cruzaron y quedamos para otra ocasión, ya era muy tarde en la noche y me acompaño a un taxi, le agradecí por todo, me pidió el número, pero fue el personal porque no quería contratar mis servicios, pero que no le caería mal una amiga para algunas tardes de conversación. Así fue como comenzó algo más que un trato con un desconocido y el rescate del príncipe azul, fue un poco más intenso y más provocativo.

El chico me llamaba en las noches, me preguntaba si podía conversar conmigo y obviamente, me gustaba hablar con él así estuviera algo ocupada cocinando u otras cosas. Así pasaron los meses y cada vez que hablaba con él, me sentía en una confianza y un confort que no eran normales para mí, era como sentirme segura –algo que no había podido sentir hace mucho con otros- y me divertía con esa persona muchísimo, porque era muy carismático, se podría decir que conversar con él y bromear, como salir en algunas ocasiones me llenaba de paz. Un día repentino me llamo temprano, fue muy extraño para mí y me invito a salir con él, es decir, a salir por la noche –algo que nunca habíamos hecho- me pareció algo raro, pero no le preste atención.

Le dije para encontrarnos en un sitio céntrico –ya saben que mi vida personal y mi trabajo los separo, pero él todavía no pertenecía a uno y otro- nos vimos y me abrazo, estaba con un perfume muy sabroso y divino, le pregunte ¿Por qué tan arreglado? Y él dijo que por mí, usaría siempre lo mejor que tuviera para que estuviera bien representada, pero que hoy conocería una faceta suya que no conocía y esperaba que lo disfrutara. Sinceramente no sabía que esperar –pensé por un momento que quería tener sexo conmigo- pero me dijo acompáñame, iremos por un taxi y nos vamos, él detiene al taxi y le dijo el sitio, luego me abrió la puerta y nos acomodamos.

Comenzamos las conversaciones comunes, más bien muy comunes como las tendrían las parejas de novios o casadas ¿Cómo te fue en el trabajo? ¿Estas cansada? ¿Quieres algo de beber cuando lleguemos? Respondí a todo y yo preguntaba ¿Dónde me estas llevando? Él decía, ¡Cuando lleguemos, sabrás!

Efectivamente cuando estaba por unos alrededores, me di cuenta que estaba en un lugar conocido, me estaba llevando a una disco y pensé que quería beber algo conmigo, todo normal. Cuando llegamos al lugar, solo me dijo, ¡Espero que te guste mover mucho las piernas y no precisamente para correr! Este hombre sabía lo que buscaba y buscaba era bailar, pasar una noche bailando con él, es decir, no es que quisiera eso literalmente, pero ustedes saben mis gustos y yo le comenté algo, pero no puso mucho énfasis en eso, así que yo pensé que no sabía y lo obviaba.

Esa noche, solo puedo decir que me encanto, este hombre como se movía, como llevaba, como nos complementábamos en esa pista de baile, éramos nosotros dos y el Dj combinando las músicas, coloco un poco de todo. Estaba frente al chico perfecto, estaba con el hombre que me había salvado, que me trataba tan bien y con él que me sentía tan bien, pero lo mejor de esto era que bailaba, que podía compartir mi hobbie, mi pasión con este chico.

Pero todos sabemos que las historias perfectas sin algo de dolor, no son perfectas. Así que si, esa noche paso algo especial y fue que encontré con quien me sentía llena, lo bese, él me beso, nos abrazamos y bailamos hasta el amanecer. Ese hombre se ganaba un espacio en mi corazón, tanto así, que prácticamente consiguió que fuera suya, que fuera una mujer de una noche entera para él, no le importaba que fuera prepago –porque antes de iniciar, se lo recordé- pero cuando sus brazos estaban alrededor de mí, solo quería que me hiciera suya, aunque sea por ese instante, lo deseaba, solo deseaba probarlo.

Cuando pasamos toda esta situación, comenzaron esas extrañas explicaciones de ¡Quiero ser honesto contigo! Solo le dije, no me importa si fue esta noche, no me importa si solo somos amigos, te deje tenerme porque te deseaba y realmente estoy feliz, así que no te preocupes. Al escucharlo, me beso y me dijo, está bien, luego te digo, no quiero arruinar este momento contigo.

Esto es parte de la primera historia, creo que por ahora lo dejo aquí, porque lo bueno viene más adelante, en la próxima oportunidad continuaré relatando y sí, ninguna historia es perfecta hasta que el dolor nos alcanza.

Add a comment

Razonando con mi otro yo

Por Adriana Hincapie

A veces, solo a veces pienso mucho en lo que hago, en lo que soy, en lo que fui y en lo que me puedo convertir. No estoy dudando de la decisión de ser de prepagos Medellin, ni tampoco estoy diciendo que debo dar una explicación a todo lo que he hecho, porque sinceramente yo también he tomado decisiones basada en mis caprichos, no soy perfecta o imperfecta, solo existo y existo para ser feliz.

Se entiende algo de manera egoísta, pero es muy común que sea así, nosotras las personas y en este caso, las acompañantes Medellin tenemos que velar por nuestra propia seguridad de diferentes formas, vaya desde el ámbito sexual hasta el ámbito personal. Por esto es que no puedo ignorar compartir lo que siento y como lo siento, porque es parte de una mujer, de una dama, de una pervertida, de una chica que decidió disfrutar la vida con una sonrisa y bamboleando las caderas al son de una música llamada prepagos Medellin.

Cuando me tocan los momentos reflexivos, es el momento en el que estoy más tranquila o estoy leyendo, porque tengo tiempo para pensar en las cosas que he realizado de manera más detallada, aunque también ocurre cuando hago comentarios que no debo o haya sucedido un problema grave.

Hace poco tuve un pequeño conflicto con mi familia porque estaba con un joven hablando, algo muy normal y común, pero como saben que trabajo como escorts Medellin, creen que todo lo que hago está relacionado con sexo o con el trabajo. Cuando entre a la casa, me dijeron que dejara de invitar a hombres a tener sexo conmigo por dinero cuando estuviera allá –sí, estaba de visita en la casa de mis padres- mi respuesta inmediata fue ¿Acaso creen que soy una cualquiera? ¿Una ramera que usa el dinero para drogas? En ese momento se formó una disputa y a pesar de lo tarde que era me termine yendo de la casa.

Me fui a un hotel cercano a descansar un poco y dejar las malas vibras un rato de lado, no quería verlos, no quería escucharlos, no quería nada, ni siquiera algo de sexo casual para pasar el momento de amargura –como dulce que alegra el día de un niño- porque sabía que estaba enajenada por las palabras que mis propios padres habían usado conmigo.

Aquí es donde les digo, sé que no he elegido lo mejor del mundo, pero tampoco es algo que a ellos les afecte, quizás algunas personas que me conozcan les dirán de todo a ellos, siendo de las prepagos Medellin sé que las dificultades porque juzgaran a mi familia son grandes, pero no es algo a lo que uno no se pueda enfrentar, las personas siempre trataran de destruir la imagen de otras, sea por diversión o tengan la razón que tengan.

Hable al siguiente día con ellos, pero se disculparon para comenzar y me dijeron que es algo difícil, es algo que no sabían, que pensaban que era su culpa y querían escuchar las razones que me motivaron a convertirme en modelos prepagos Medellin. Yo sabía que mis intenciones habían sido netamente de curiosidad y luego se convirtió en parte de mi vida, pero no les iba a decir que fue por algo que quizás pudo resultar mal, así que les dije que fue por un momento de egoísmo y una cosa llevo a la otra.

Quiero mucho a mis padres, los respeto y amo, pero no me gusta fingir quien no soy y menos frente a ellos. Lo que soy, es una mujer decidida y emprendedora, que le gusta una vida llena de risas y bailar –obvio que tenía que recalcarlo- pero más aún, el hecho de ser mujer es más que suficiente para sentirme digna de lo que hago, estos servicios que damos, como el de masajes, el de consejeras, el de exponentes de la cultura colombiana y más, me hace sentir muy bien. Es cansón, pero si, hasta existen esa clase de clientes que solo quisieran el beso y momentos de beber con alguien en confianza, para eso estamos nosotras.

La vida, como estas cosas me enseñaron a mí que todo puede pasar, tener unas ideas que compitan al contrario de lo que soy ahora crea dudas y conflictos en mí, es como si la chica que tenía una vida anterior quisiera revivir, una vida calmada, relajada, con otras metas, pero también está presente la chica de las aventuras, de la lujuria, de lo que desea por capricho, pero cuidado.

Así que sería una parte y la otra parte, es cuestión de llegar a un acuerdo con mis dos yo, es algo un tanto gracioso que no se lo he dicho a nadie. Se los cuento y espero que me puedan ayudar con sus consejos, ya tengo una idea más clara de lo que podría lograr hacer, de cómo puedo hacer una estabilidad, pero realmente todo lo que vaya a pasar será parte de mi crecimiento. Sí, yo leo lo que colocan, lo que escriben, algunas cosas que me han dicho son puras palabras juzgándome, pero otras –que son mis favoritas- son las palabras de aliento que no recibo ni en mi propio hogar.

El hecho de escribir mi vida y compartirla con ustedes me llena de alegría, para mí ya no existen desconocidos, solo personas con sentimientos nocivos, confundidos, cariñosos, amorosos y más, ya no trato de ver caras, ni ropas, mucho menos su condición porque todos tenemos nuestros propios enemigos, nuestras realidades que se pueden convertir en un percance. Estos percances pueden ser los otros yo de los clientes y cuando vienen a beber y desahogarse hablando de sus problemas, como de ellos mismos, podemos darles unos que otros consejos –con modestia aparte, muy buenos- que podrían resultarles útiles, somos las más juzgadas y no por eso es que somos de piedra, pero tenemos maneras de lidiar.

Aunque este caso, esperó que ustedes sean los lectores que entiendan lo que pienso y si me pueden dar sus consejos los recibiré con total receptividad, esperó que puedan dejar sus mensajes y escribirnos, porque la idea de todo esto es darles un sitio donde puedan toparse con otro punto de vista, pero también yo lo haré al leer lo que piensan, sin más nada que decir, esperó que estén bien y sigan sus vidas con fuerza, los yo de nosotros, son la representación de dudas, a resolverlas, fuerza a todos y adelante que si podemos.

Add a comment

Mi intento en el Pole Dance

Por Milena Cadavid

Saludos nuevamente a mis hermosos lectores, que alegría escribir nuevamente para compartir con ustedes, espero que haya estados disfrutando mucho de mis historias, ya que aún me quedan demasiadas por contar y quiero compartirlas con ustedes. Esta vez, vengo a contarles acerca de mi penoso intento en el Pole Dance, una actividad que además de dar excelente forma física, resulta atractiva y seductora, sumamente útil sobre todo para nosotras las Prepagos Bogotá.

Para comenzar con el relato, me parece necesario indicar que en el grupo de las modelos prepagos Bogotá, todas las chicas son activas físicamente, ya que es parte del trabajo mantener la figura lo mejor posible, y así lo hacemos gustosamente. Sin embargo, aunque todas disfrutamos del ejercicio, las actividades realizadas varían muchísimo. La más frecuente, evidentemente es el entrenamiento en el gimnasio, ya sea con pesas o con las clases de aerobics u otras típicas de este entorno, pero para mí, eso resulta sumamente aburrido. Otras de las actividades que hacen algunas de las chicas con frecuencia, que también es en el gimnasio, es la nueva tendencia del entrenamiento funcional, un poco más entretenido para mí, sin embargo no me logró atrapar nunca. Así mismo sucedió con el crossfit, aunque admito que esta tiene un nivel de exigencia que me causa cierto interés, pero no me veo haciéndolo, y por último, que se hace cada vez más frecuente, es el pole dance.

El pole dance me atrapó al verlo, posee cualidades que se entrelazan formando un movimiento artístico muy particular, conformado por la sensualidad, la fuerza, el control, la técnica, la seducción y el ritmo, hace que esta disciplina sea útil en muchos aspectos y realmente atrapante para mí, lo lamentable del asunto, es que a pesar de ser tan atractivo y sonar perfecto para mí, no resulté ser muy buena en eso –por no decir que era pésima-. Tal fue mi fracaso en la disciplina, que en la primera clase, además de terminar con varios moretones que son comunes en la práctica de la misma, terminé con un esguince en el pie.

Las chicas prepagos Bogotá que estaban conmigo en ese momento, aunque son sumamente amables y buenas amigas, ese día no pararon de meterse conmigo y reírse, no las culpo, ya que sinceramente si fue bastante cómica mi primera clase. Posterior a mi esguince, tuve que tomarme un reposo relativamente largo, en el que disfruté igualmente de mi trabajo con las Escorts Bogotá, saliendo mucho, dedicándome a mis fotografías y compartiendo con el resto de mis amigas.

Finalmente pasaron dos meses, muchas salidas, muchos contratos con las modelos prepagos Bogotá, y mucho tiempo sin hacer nada de actividad física lo cual me pareció el único punto negativo. Pero al fin estaba totalmente recuperada, y a pesar de mi penoso primer intento, no estaba dispuesta a rendirme con esa disciplina. Llegué nuevamente a la clase de pole, y tanto algunas chicas, como la instructora no pudieron ocultar su cara de sorpresa, quizás pensaron que después de tanta catástrofe lo último que querría sería volver, pero si quería hacerlo, y así sucedió, le dije a la profesora que empezáramos con la clase y que hiciera como sí esta fuese mi primera sesión.

Me encantaría comentarles que esta vez fue mucho más fácil y sencillo todo, que por alguna razón me sentía mucho más fuerte y hábil, o que siquiera había podido dominar los ejercicios básicos de la clase, pero no, mis habilidades en el tubo aún eran pésimas, aunque mi sensualidad, mi ritmo, entre otras características del pole eran excelentes, lo relacionado a hacer las figuras en el tubo, era muy difícil para mí, la buena noticia de todo esto, es que terminé la clase sin una nueva lesión.

A pesar de ser algo tan complicado, me sentía como enamorada, o mejor dicho, como con un capricho intenso que no abandona tu mente hasta que logras satisfacerlo, -me recuerda a algo que me pasó una vez con un chico estando en mi adolescencia, algo muy divertido y con toques lujuriosos, pero no quiero desviarme de la historia principal, así que la dejaremos para otro momento-. Así que seguí asistiendo constantemente, sufriendo un poco de vez en cuando, frustrándome bastante con frecuencia, pero aprendiendo poco a poco y dominando progresivamente los ejercicios básicos que tanto me costaban, al pasar un tiempo, aproximadamente 2 meses, empecé a notar que algunos músculos me dolían más que otros con algunos ejercicios, que algunos otros ni siquiera me lograban sostener como yo deseaba, y que mi figura estaba mejorando incluso más.

Así entonces decidí hablar con una de las jóvenes prepagos Bogotá, que es una experta en entrenamiento físico, y le comenté mis debilidades en el pole dance, o al menos las que yo había notado, por lo que me recomendó ir al gimnasio con ella al menos una vez, aunque no estaba convencida, decidí hacerlo, y empezamos a realizar algunos ejercicios que me cansaron muchísimo, pero que me estaba haciendo sentir músculos que ni conocía de mi propio cuerpo. Mi amiga me explicó que muchos de los movimientos que no podía hacer en pole dance, se debían a que tenía algunos músculos muy poco desarrollados y que entrenar de esta manera, me ayudaría en poco tiempo a dominar aquellos movimientos. Y así sucedió, después de un par de meses entrenando con ella, y esforzándome al máximo en el pole dance, mi comienzo catastrófico empezaba a tener la apariencia de un cuento de hadas. Todo se me hacía cada vez más sencillo, aprendía con mayor velocidad, y me sentía más libre.

Ahora era una de las chicas prepagos más hábiles del grupo entero, además que ahora mis clientes podrían disfrutar de mis nuevas habilidades sí ellos lo pedían, no solo las que aprendí en el grupo de masajistas Bogotá, sino ahora también una nueva herramienta de seducción y sensualidad, además de un arte personal. Así que, sí en verdad quieren hacer algo, pueden hacerlo, solo hace falta empeño y entendimiento. Y con este mensaje, me despido mis queridos lectores. Espero dejen sus comentarios y que me lean en otra ocasión por acá mismo con otra de mis historias. Besitos y saludos.

Add a comment

Btnr 

Prepagos Call-center
 
Movil Phone
 3214828954    

 

¿Cómo solicitar un servicio?  

Observe bien la galería y seleccione la chica de su preferencia.

 

Si desea ver más fotos e información del perfil de la escorts o prepago haga clic sobre la foto correspondiente al nombre (los nombres salen arriba de la foto para que no haya lugar a equivocación).  

El servicio debe programarse con una hora de anticipación (Solo ofrecemos servicio a domicilio).  

Debe confirmar la disponibilidad de la escort o prepago (Informar la hora y la dirección exacta donde va a tomar el servicio).  

A todos los usuarios les recomendamos que por ninguna razón o motivo le soliciten a nuestras chicas y acompañantes (escorts) de la agencia contactos directos o datos para segundos encuentros en lugares diferentes como centros comerciales, fincas, apartamentos o estudios, hoteles, moteles, bares, cafés, discotecas, restaurantes, países y demás sitios no autorizados.

Quedamos exonerados de toda responsabilidad por servicios de mala calidad, daños, robos, estafas y perjuicios por eventualidades que se encuentren fuera de nuestro reglamento. Contamos con la experiencia y sabemos cuidar de nuestros clientes y nuestras chicas para que todo resulte acorde con los estándares de seguridad.

.            

Preguntas mas frecuentes.    

Síguenos    facebook prepagos    prepagos twitter